Wednesday, May 07, 2008

El sentimiento de Víctima

Estuve unos días “desconectada” ya que el miércoles 30 de abril operaron a mi hijo de 3 años de una hernia. Todo salió muy bien afortunadamente, aunque los primeros días estuve dedicada a ser “enfermera de tiempo completo”. Desde el lunes ya regresé a mi oficina y he aprovechado para poner algunas cosas en orden que tenía pendientes. Pero como éste no es el tema de hoy continuaré.
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>
En el post anterior mencionaba algo sobre los sentimientos que llegas a tener ante la separación o ruptura de la relación. Hoy quiero hablar un poco sobre el binomio de Víctima–Verdugo que suele ser muy común después de una separación. Irene Jansen me comentó que a ella le entusiasmaba mucho hablar sobre este tema, por lo que espero que en cuanto tenga un poco de tiempo nos pueda compartir su punto de vista.

Considero que es común cuando se termina una relación de pareja, que ambos se victimicen, creen que la otra persona es un “verdugo” y que ellos sufren como consecuencia de las decisiones del otro(a). Si nosotros fuimos quiénes tomamos la decisión de la separación, ruptura o como quieran llamarle, nos hacemos un lavado de cerebro justificando el haber tenido que llegar a esa decisión como consecuencia de las acciones de la otra persona. Si la otra persona, es la que se siente abandonada, entonces tiende a hacerse la víctima justificándose en la idea de que ella no hizo nada y el otro (a) fue quien le abandonó sin razón alguna. Queremos encontrar a un culpable ya que nos sentimos con la tranquilidad de que nosotros no hicimos nada para que nos sucediera eso, acudimos a nuestros amigos para platicarles sobre la tragedia, incluso en ocasiones se busca a la propia familia para que nos tengan lástima y nos vean como “Pobrecito (a), tan bueno (a) que es y mira por lo que está pasando”…Si la familia es objetiva escuchará, apoyará y no tomará partido, pero si es una familia subjetiva de aquéllas que parecen muéganos, entonces le echará más tierra a la ex pareja y empezarán a generar resentimientos en contra de esa persona que ven como “Verdugo”.
Este binomio Víctima – Verdugo, no puede separarse ya que para que exista una víctima tiene que haber un verdugo y viceversa.
Desde mi punto de vista, creo que es natural asumir al principio de una separación esta posición, ya que para cualquier persona es más fácil echarle la culpa a alguien más que reconocer los propios errores.
El problema radica en el tiempo que uno quiera permanecer como Víctima. Existen personas que pueden permanecer en ese estado durante años (quizá toda su vida), y eso les impide enfrentarse a sí mismos y encontrar a alguien que realmente los ame, se escudan en el hecho de tener que afrontar las circunstancias porque no les quedó otra opción y se la pasan añorando lo bueno que tuvieron en el pasado. Suelen ser personas que no pueden disfrutar del presente y mucho menos creer en un futuro mejor.
En cambio, hay otras personas que viven su duelo en el tiempo que éste tenga que durar, y después deciden hacer lo más difícil: Enfrentarse a sí mismos y ver en qué fallaron. Cuando alguien asume este rol, al final crece como persona porque empieza a darse cuenta que la ruptura tuvo que ver con algo que él (ella) también hizo. El poder reconocer y aceptar las propias fallas nos ayuda a eliminar los resentimientos, a perdonar los agravios y a pedir perdón por aquello que uno hizo.
No existe una receta para llegar a este punto, siempre existen ayudas como pueden ser las terapias, lecturas, charlas, etc., y como dice el libro de “Todo (No) Terminó” de Silvia Salinas (mismo que les recomiendo a las personas divorciadas o separadas), al final nuestro único aliado será el Tiempo, ya que éste es el único que ayuda a sanar todas las heridas y a enfrentar los propios sentimientos.

Labels: ,

4 Comments:

Anonymous susana said...

Cuando una relación no funciona, creo que casi siempre es culpa de los dos, o tal vez no es culpa de ninguno, porque no funcionaba desde el principio. Claro que es más fácil echarle la culpa al otro, sobretodo si tu familia te apoya con la mejor intención. Pero realmente, como dices, esa actitud no te ayuda a salir adelante. Hay que conocer el pasado para poder superarlo. Me alegra ver que tú lo has hecho. Un beso.

8:17 AM  
Anonymous Irene Jansen said...

Hola guapa, como sabes he pasado unos días desconectada por obra y gracia del Guapo. Me alegro de que tu hijo esté bien... Y a lo que voy. Has seguido el tema que te mencioné pero has tratado otro aspecto distinto al que yo tenía pensado... así que genial. Seguramente mañana te mando lo que hablamos.

Respecto al tema que tratas... desgraciadamente es muy frecuente que la familia tome partido, pero se supone que si rompes con alguien también debes romper con su familia, así que poco debe importarte...

Lo que sí es importante es, como dices, saber tomar distancia. Porque todos somos culpables de algo, eso seguro. Aunque a veces lo más duro no es darse cuenta de los errores, sino aprender a vivir con ellos.

7:34 PM  
Blogger Angel y Demonio said...

Es muy difícil que alguien reconozca su parte de culpa en el fallo de una relación, y el problema más grande (a como yo lo veo), es que incluso en momentos de crisis, sería tanto más sencillo si así fuera, para evitarse llegar a mayores. Mmm ... pero partiendo por el hecho de que actualmente la gente se casa casi "porque le dieron ganas", sin pensar para nada las cosas, pues bueno, "no se, no contesta". Muy buen post, amiga! Te mando un besote. :)

6:29 PM  
Blogger Krisalys said...

Susana: Sigo en el porceso de superar el pasado, ya que en ocasiones también me quiero hacer la víctima, por ser más fácil. Afortunadamente mi familia no se mete y en vez de ayudarte a victimizarte te hacen ver tus propios errores y eso me ha ayudado mucho. Además de que llevo dos años de terapias y muchas lecturas que me siguen ayudando... Tienes mucha razón en que hay relaciones que no funcionan desde el principio, el problema es que es muy difícil darse cuenta a tiempo. Un beso!

Irene Jansen: Estaré en espera de que me mandes tu versión del tema para publicarla, creo que es un tema que da para abordarlo desde muchas perspectivas y me encantará que tengamos la tuya... Un beso!

Centrífugo: Muchas gracias por tus aportaciones y lo conciso que eres para describir a la víctima y al verdugo. Lástima que andes en la loca, ya que si pudieras complementar el tema, nos ayudaría mucho a entenderlo mejor... Besos!

Angel y Demonio: Amiga, tocas un gran punto: La elección de pareja... Yo creo que si las personas escogiéramos mejor a nuestras parejas y estuviésemos conscientes de nuestras fallas evitaríamos muchos problemas... Un Beso!

1:00 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home